3 buenos consejos para cuidar tu resfriado

El “catarro común” es tan común que por eso es difícil pasar un invierno entero sin “pillarlo”. En esta estación —o incluso antes, cuando empiezan las olas de frío—, es fácil que nuestras defensas bajen y los virus acaben haciendo de las suyas. Lo has padecido muchas veces, pero ¿sabes cómo cuidar el resfriado? En este artículo repasamos las 3 claves para aliviar las molestias y curar el catarro.

como cuidar el resfriado

El reposo es imprescindible para curar un resfriado

Cuando empieces a notar los primeros síntomas del resfriado, descansa. La recuperación es mucho más lenta si no hay reposo y, además, el resfriado suele cursar con cansancio moderado y dolor muscular, que no es otra cosa que tu cuerpo pidiéndote una tregua. Dásela 😉

El mejor remedio: una buena hidratación

Bebe mucho. Pero mucho, mucho. La hidratación es la clave para cuidar tu resfriado porque los líquidos alivian la congestión, así que no escatimes en beber agua y tomar zumos, infusiones y caldo. Eso sí, las bebidas calientes —aunque sientan muy bien— no deben estar excesivamente calientes para no irritar más la garganta.

Por la contra, hay ciertos líquidos que conviene evitar durante un resfriado: el café, las bebidas con gas y el alcohol porque deshidratan; y la leche porque el consumo de lácteos hace que aumente la mucosidad.

Además, durante el proceso catarral es muy importante consumir fruta y verdura, ya que sus vitaminas y minerales son perfectos para reforzar las defensas.

Mantén la garganta hidratada

Entre los síntomas más comunes —y molestos— del catarro, junto con la congestión y la secreción nasal, está el dolor de garganta. Hacer gárgaras hidrata la garganta y contribuye a suavizar las molestias porque la irritación de garganta se cura, sobre todo, con una buena hidratación. Generalmente, los especialistas recomiendan hacer gárgaras de própolis, que es un excelente antiinflamatorio, pero también resulta muy efectivo hacer gárgaras con una mezcla de agua y miel.

Y, por supuesto, hay otras fórmulas para mantener la garganta hidratada si estás fuera de casa o en el trabajo, como beber mucho agua y tomar caramelos, que obligan a salivar y, por lo tanto, favorecen la hidratación de la garganta. Sawes tiene un amplio catálogo de caramelos suavizantes sin azúcar que te ayudarán a cuidar tu resfriado.