Qué es el regaliz y para qué es bueno

¿Sabías que el nombre botánico del regaliz dice mucho de su esencia? Es Glycyrrizha, que deriva de una voz griega que significa “raíz dulce”, porque precisamente del regaliz lo que aprovechamos es su raíz leñosa y el jugo concentrado que resulta de su cocción, de aroma muy intenso y sabor dulce. ¡Y es que el regaliz fue uno de los primeros edulcorantes naturales utilizados por el hombre! Aunque se utiliza de muchas formas, lo más habitual es tomar el regaliz en forma de caramelo o gragea.

regaliz-que-es-propiedades

Pero más allá de su sabor, del regaliz nos interesan sus propiedades. Esta raíz concentra importantes beneficios para nuestra salud y bienestar, que vamos a detallar en este artículo, ¿te quedas a leerlo?

Beneficios del regaliz

Uno de los beneficios probados del regaliz es su capacidad expectorante, por eso es un buen remedio para la tos. Esto se debe a que la raíz del regaliz contiene saponinas, que actúan directamente sobre la inflamación de las vías respiratorias.

Además, y dado que el regaliz tiene propiedades antiinflamatorias, es un remedio natural muy bueno para calmar el dolor provocado por la irritación de garganta.

Otro de los beneficios del regaliz es su capacidad para combatir problemas intestinales. Nuevamente, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, esta raíz ayuda al aparato digestivo a hacer una buena digestión, contrarresta la acidez estomacal y reduce gases y cólicos. Tradicionalmente, además, se consumía regaliz para prevenir la formación de llagas en la boca.

A su vez, su efecto calmante es empleado por muchas mujeres para sentirse mejor durante la menstruación, consumiendo el regaliz como infusión.

Finalmente, esta raíz también contiene principios antiagregantes de la sangre por eso se emplea para tratar el mal de altura.